viernes, 21 de julio de 2017

hoy es uno de esos días. 
No importa cuanto cante. 
No importa cuanto sonría
No importa cuanto pelee. 
El dolor no se va. 

jueves, 20 de julio de 2017

Necesidades.

Hola vieja amiga. ¿me extrañaste? 
Supongo que no. 
Siempre supiste que volvería a caer y a recurrir a ti. 
Solo tuviste que esperar. 
Te miro y veo el triunfo en tus filigramas. 
Me haces sentir como el hijo pródigo que vuelve después de mucho tiempo de rebeldía. 
Me rodeas en humo y ceniza de abrazos y besos no dados.
Y no sé por qué, pero siento que era lo que necesitaba. 
Jugué mucho tiempo con mi mente, evaluando si era necesario volver a ti. 
Más de una vez te tuve al lado, analizándote. 
Te mantuviste tranquila, esperando. Anticipando el resultado. 
Y claro, lo sabías. 
Pero fue extraño ¿sabes? 
Volverte a besar. Sentir la calidez invadir mis labios y mis pulmones cuando profundicé ese beso. 
Sentir como esa tranquilidad ajena me invadía y me dejaba ser, hasta volverme una con el humo. Dándome consuelo. 
Un consuelo que no sabía que necesitaba. 
Dejándome con fuerzas para un nuevo día. 
¿No quieres dejarme ir cierto?
Yo tampoco. Al menos no por ahora. 
Claro, no niego que en el fondo sé que me haces mal. 
(Recuerdas aquella vez que dije que la gente solo se indignaba con el suicidio espontáneo y no con lo que te mata de a poco?). 
Sé que la neblina en mi mente y la pesadez en mis pies es por tu causa. 
Pero sé también que hace mucho que mi corazón no latía tan acompasadamente. 


jueves, 25 de mayo de 2017

Aislamiento.

Do I Wanna Know... 
Is this feeling flow both ways.. 

Algo así dice la canción. Lo siento Amor, no la estoy mirando y solo es lo que recuerdo. Claro, asumo que tengo muchos recuerdos asociado a la melodía, ¿recuerdas tú Amor? el contoneo de caderas, las miradas indiscretas, las cervezas y los cigarros pasados, ¿te acuerdas Amor?, las lineas de libertad finalmente pulverizada que permitían, solo inhalando, que todo se fuera a la mierda y olvidáramos las inhibiciones que pude haber tenido alguna vez. Contigo de la mano, tu y yo juntos, éramos el alma de la fiesta. 
Ahora no hay fiesta. 
No hay lineas, ni cigarro ni cervezas. 
Ni siquiera ese polvo rápido en un bar.  
*suspira* 
Necesito un cigarro Amor, pero los amiguitos obligatorios que tengo solo permiten que fume en el patio y claro, para eso debo "portarme bien". ¿Que jodidos carajos es eso? ¿Quedarme como una estatua? ¿sonreir, abrir la boca y dejar que me metan tanto las pastillas como sus pitos asquerosos? ¿abrir las piernas y decirles que son maravillosos aunque no sea cierto? No se amor, pero no lo voy a hacer. Ni por un cigarro ni por la cajetilla entera. Ni siquiera por una linea.
Aunque todos tenemos un precio, y claro, eso tu lo sabes. Sabes mi precio ¿No Amor? Me pregunto como no se dan cuenta cual es el mío. Tu lo descubriste rápido. Hala, decílo y tienes una nena dispuesta para toda la noche. . Solo una noche, claro. Tú no me dejarías más.  
Me pregunto también como es que no me han preguntado mi precio. Claro Amor, ahora recuerdo, no te burles de mi. Estoy algo lenta esta vez pero no me puedes culpar. Fue un golpe fuerte el que me dieron antes de caer aquí, la famosilla sala de Aislamiento. 
¡oh! alguien viene. 
¿que dices Amor, le esperamos despiertos o me golpeo lo suficiente para ir a la inconsciencia? 



miércoles, 17 de mayo de 2017

Frío

Hace Frío. Mucho en realidad. Y aunque en general me encanta sentir como eriza mi piel, esta vez es triste.
El frío se define como la ausencia de calor. Yo lo considero, como leí por ahí alguna vez, que es esa sensación descarada que nos recuerda que estamos solos.
Muchos pueden decirte que estan contigo. Muchos pueden decirte, asegurarte y prometerte que estarán ahí. Sin embargo el frío es quien se encarga de enrostrarle las mentiras que te creíste. Y no, no es que en realidad estés rodeada de mentirosos. Es más simple que eso. Pasa que en la escala de prioridades ajenas, tú no eres ni por asomo importante. Es más probable que estés en el intermedio tirando para el final. Y claro, cuando te ven, prometen presencia consciente, prometen hasta la luna y las estrellas por compañía. Pero a la hora de lo enserio, definitivamente lo más importante son tus horas de sueño. Son tus otras amistades. Son tus sentimientos. Y se pasan por el borde de la indiferencia todo lo que han heho por ti. Y claro, sienten culpa, pero no se arrepienten. Y tu, claro, no los quieres hacer sentir mal, que clase de persona serias sino?
Y es por eso mismo que prefieres suspirar, hacer una mueca y un amago de sonrisa, decir "no te preocupes" y "estoy bien" antes de cortar y empezar el camino a casa lentamente arrastrándote de cansada y sintiendo las puñaladas del frío que se burla de tus ilusiones rotas y necesidad de compañía. Y siempre, no importa el dia, el frío te recuerda lo sola que estás.

martes, 16 de mayo de 2017

remembranzas

Estoy cansada. Estoy exhausta. Estoy muerta.
Me remuerde en la consciencia la mierda que me hace hervir la cabeza.
Las decepciones ya no sorprenden.
Es triste que se quejen de tu independencia y cuando pides ayuda, todos se niegan.
Pero claro, es fácil que se quejen de ti. Tienes los medios ideales para ser objeto de quejas.
La gente es de papel, incluso aquella que está contigo por mala suerte, y la que está por elección.
Debería desaparecer, tal vez necesito un traslado.
Un traslado de país, de nombre, de vida.

domingo, 26 de marzo de 2017

He Olvidado muchas cosas.
Como sonreír, Como ser feliz.
Como un detalle puede alegrarte el día.
He Aprendido que el cansancio gana
que los parpados pueden pesar más que las pesas de gimnasio.
Y peor, que no puedes entrenarlos para mantenerlos abiertos
Me he dado cuenta que la vida es extraña.
Que los sueños son repeticiones
Que las pesadillas son reales.
Y que los gritos y heridas resienten.
Y el cansancio sigue ganando en la pelea.
Sobretodo cuando el corazón se entrega a la Huelga del dolor.


miércoles, 8 de febrero de 2017

Solicitudes y Reclamos

HOTEL CALIO
"Hoja de solicitudes y quejas"


  • Nombre:  Andrea Benassi                                             
  • Número de Habitación: 228                                    
  • Fecha:   xx enero 2017                                                    
  • Estadía: 4 Noches                                                            
  • Solicitud: CAMBIO DE HABITACIÓN                       


*A continuación describa en unas pocas líneas la razón de su solicitud o su queja. Ésta será procesada durante el día y trataremos de darle una pronta respuesta de parte del Hotel Calio*.

¿Cómo explicarlo? No es facil. La habitación está bien, es hermosa, tiene un lindo patio interno con una zona para té divina. El aire acondicionado es bueno y la TV tiene la mejor conexión de señal que he visto en todas sus habitaciones. Y vaya que las conozco todas, ¿no cree? Son años viajando para acá cada cierto tiempo. Si ya conocen hasta mis gustos! Por cierto, muchas gracias por la frazada extra. Pero volviendo al tema señor Gastón. ¿por que pido solicitud de cambio de habitación? Es difícil de explicar, considerando que vengo sola siempre, pero esa habitación hace que me ahogue en recuerdos. No puedo, ni quiero seguir en ella ya que no puedo dormir ni mucho menos descansar. Los fantasmas aparecen a jugar durante la noche y lo único que logro es perderme en esas escenas de pasado que ya fueron y tristemente no volveran. Claro, usted no entiende. Siempre llego sola a este lugar, aunque me vengan a dejar algunas personas variopintas durante las noches. Me ha visto dando besos, abrazos y ha llamado más veces por un taxi para la persona que me vaya a dejar que para los mismos clientes del Hotel. Y siempre me vió subir las escaleras a la habitación en soledad, pero claro, yo no estaba sola en esos momentos. La habitación siempre fue de dos. ¿Raro no? No tanto. Era cosa de prender el pc y usar aquellas redes sociales para poder ver su rostro, para escucharlo hablar y reir, para observarlo como si estuviera a mi lado cuando estuvo a kilómetros.  ¨Y claro, ahora no está, ahora si estoy sola cuando subo a la habitación y es terrible llegar a ese mismo cuarto que fue donde por primera vez le dije "Te Amo". Que fue el mismo que me vió coqueteándole descaradamente e incluso mis intentos ridículos de un striptease. También fue testigo de peleas, de gritos, de te quieros, de "cuidate" de "buenas noches". Y de multiples ridiculeces y recuerdos agridulces que si usted los conociera entendería por que no puedo seguir ahí. Y es que ahora llegar a esa habitación y solo sentir el silencio es doloroso y créame cuando le digo que de dolores emocionales conozco bastante. Y mirar a donde generalmente conecto el pc y verlo ahí mismo, pero apagado, sin otra mirada que me esté observando es desgarrador. Y lo que es peor, que el subconsciente te lo recuerde constantemente con palabras fantasmales susurradas mientras duermo en mi oido y que me hagan despertar... Ya no puedo. Por favor, cambiéme de habitación. Así tenga que cambiarme hoy y mañana a otra, no me molestará tanto, como sentir esos recuerdos pegados en mis pestañas.